La vida de los otros

Estándar

 

Das Leben der Anderen

Esta película es extraordinaria.No solo nos muestra facetas del ser humano bajo un régimen totalitario, sino que nos enfrenta con miedos y adversidades profundamente existenciales.Estos, sin embargo, sobrepasan los límites de una sociedad apagada por la imposibilidad de expresarse hasta involucrarnos a todos hoy, ayer y siempre.

Gerd Wiesler, el duro capitán, es esa clase de personaje que empiezas a odiar desde un primer momento.De ahí la tremenda carga emocional que recae en el espectador cuando empieza a amarlo.En este juegocontradictorio, se remueven dentro de nosotros tremendas reacciones.Este policía secreto,a su vez eficientísimo profesor, es, sencillamente, un hombre solo.Y la soledad en él es un grito desesperado.Marcado por una vestimenta repetida, por un apartamento nítido y despersonalizado, un auto y unos audífonos reveladores, el duro personaje inicia su caricaturización, se disminuye, se despoja de trastornadas persecuciones y empieza a descubrir la irracionalidad del silencio institucionalizado.Inicia un viaje fascinante y comienza a beber y comer con fruición la vida de otro.A partir del instante en que se reconoce a sí mismo en una sonata, entabla una lucha desesperada cuyo final intuye e implícitamente acepta.

En ese cuarto oscuro y sórdido desde donde espía los sonidos, susurros, los roces de los otros, no solamente dibuja el plano del apartamento del escritor Georg Dreyman, sino que va ubicando dentro el propio laberinto donde se encuentra extraviada su alma.A partir de ahí, en cada rincón tropieza con su anhelo, en cada queja de amor entre la pareja descubre su frustrado aislamiento. En cada amigo fiel del otro, voltea hacia su propia sombra.

Marcada por momentos de clímax que nos elevan una y otra vez para luego precipitarnos en nuevas expectativas, la película da un tiro certero en la escena de la prostituta. Es cuando Gerd, después del encuentro sexual, queda, ante la cámara,sentado, vestido pero absolutamente desnudo en todosu extenso abandono. Ha sido en ese momento, cuando la respuesta descuidada de la mujer es aniquilante: si quiere compañía, la próxima vez deberá pagarle más.Entonces este hombrecillo, ya empequeñecido por la grandeza de Georg, el escritor ingenuo y acomodaticio, no “va” a su despreciable labor cada día, sino que “acude” en ayuda de aquel, pues con eso se salva a si mismo, reivindica su propia y miserable vida.

Una película en evolución constante, La vida de los otros es un espejo terrible de amor, traición, soledad y silencio que se amalgaman en dicotómicas relaciones de odio, fidelidad, compañía y divulgación informativa dentro del marco de una Alemania socialista, esclerótica y decadente.Es un canto a la literatura y a la libertad.

Esta propuesta cinematográfica nos llega como un rayo de esperanza, nos fortalece como seres humanos comprometidos con la esencia de la vida: vive y déjalo ser.

Anuncios

Un comentario »

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s