La nueva Ortografía de la Lengua Española

Estándar

En Costa Rica, se aprovechó la inauguración de la sede de la Academia Costarricense de la Lengua, para presentar el libro de la nueva Ortografía de la Lengua Española.  Recibí una invitación muy especial para presenciar el acto y, gustosamente, acudí.

El viejo edificio, con honestidad, es precioso.  Remozado con estándares  modernos, mantiene el señorío característico de finales y principios del siglo pasado.  En esta atmósfera señorial ycontemporánea, me encontré con la grata oportunidad de conocer y saludar amistosamente  a don Salvador Gutiérrez, Coordinador de esta nueva Ortografía, y a don Humberto López Morales, Director de las Academias y mi maestro virtual durante mis años de estudios en lingüística en la Universidad de Costa Rica.  Estos dos maestros me hicieron el honor de conversar conmigo y de hacer realidad una expectativa que yo creía inalcanzable.

Con don Salvador Gutiérrez, Coordinador de la nueva Ortografía de la Lengua Española

Con mis maestros, don Enrique Margery y don Humberto López

Indudablemente motivada por sus palabras y por los disertaciones de ambos maestros de la Lingüística, me aboqué al estudio de este hermoso ejemplar, cuyas dedicatorias atesoro con gran cariño, y cuyo contenido reafirmó y renovó mis conocimientos.

Dedicatoria de mis maestros, mi gran tesoro

Mesa principal de la ceremonia

Mucho había escuchado sobre lo que “se podía” y no “se podía” usar después de su publicación, pero todo eran rumores.  Por ejemplo, lo de poder escribir Marca de incorrección.keso y otras palabras similares, lo cual era totalmente falso.  En igual condición estaba el famoso Marca de incorrección.hubieron, que jamás va a entrar a nuestro discurso culto.  Confirmé el complemento indirecto regido por “a”, de acuerdo con las enseñanzas de mi maestra en gramática doña Flor Garita, así como mi rebeldía de no tildar los latinismos a menos de que se encuentren totalmente españolizados.  Se nos vino a simplificar la tilde en diacríticos y monosílabos, así como la de los demostrativos este, ese y aquel, salvo contadísimas posibles confusiones.  De igual modo, se eliminó la diacrítica en “solo” y la famosa tilde de la “o” entre cifras.  Sin dejar de citar el mismísimo abecedario, al que libraron de la “ch” y la “elle”.

Hilando un poquito más delgado, debo decir que, según yo supiera, las mayúsculas siempre se han tildado, y “detrás de mí” siempre ha sido lo correcto, en vez de Marca de incorrección.detrás mío. Pero todo esto, a fin de cuentas, lo que ha provocado es un nuevo interés por este tema que parecía anquilosado y, la mayoría del tiempo, odiado.  Es la razón por la cual, en mi humilde opinión, ha sido un gran acierto de los especialistas, colocar de nuevo en la mente de los hablantes, no solo la nueva Gramática de la Lengua Española sino también su ortografía y haber hecho que el lema de la Real Academia se cumpliera como nunca:  Limpia, fija y da esplendor.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s